Alstroemeria
Flora Fabulosa

Alstroemeria

Una flor con alto valor ornamental y amplia presencia en Chile

Ahora en el verano, florece el amancay. Se trata de una flor con apariencia veraniega, que puede variar desde un color amarillo dorado, pasando por el naranja intenso, hasta un rojo ladrillo. Los diferentes colores se asocian con ciertas localidades específicas de Chile.

Su nombre científico es Alstroemeria aurea, y su género es exclusivamente sudamericano, con amplia presencia en Chile. De hecho, Chile es el país con mayor número de especies: 49, de las cuales 40 son endémicas. Es común que la veamos crecer en distintos caminos en la cordillera, desde el nivel del mar hasta los 1.900 metros de altura.

La planta puede alcanzar hasta los 90 centímetros de alto –usualmente mide alrededor de 60 centímetros y no menos de 30–. De su hierba emergen tallos aéreos con hojas y flores, y sus raíces son carnosas y tienen forma de tubérculos alargados que se entierran profundamente.

La belleza del amancay está quizá en su luminosidad. La polinizan los abejorros, y florece entre diciembre y marzo. Es una especie sin problemas de conservación, con gran distribución, adaptada a ambientes intervenidos.

El amancay tiene un alto valor decorativo, e incluso tiene una buena vida en florero: dura hasta dos semanas. Pero en realidad es relativamente fácil de cultivar. Si se la quiere tener en casa, lo ideal es ponerla en áreas donde pueda recibir lluvias o riegos constantes, y igual algo de sombra le viene bien. De todas formas, aguanta periodos secos cortos, siempre de menos de un mes.

Alstroemeria aurea fue descrita como especie nueva para la ciencia en 1833 por el científico Robert Graham, del Jardín Botánico de Edimburgo.

Se dice que los tubérculos del amancay cocidos al vapor (o el agua que queda tras cocerlo) puede ayudar para las gastritis, la depuración del hígado o para mejorar la digestión. En cuanto a sus propiedades comestibles, hemos visto que sus flores incluso aparecen en algunas recetas de ensaladas más bien exóticas. ¿Conocen algún otro uso del amancay? ¡Cuéntennos!

Ilustración vía Botanical Illustrations

Edición: Stephanie Valle

Josefina Hepp

Agrónoma UC, magíster en Protección y Manejo Ambiental de la U. de Edimburgo, actualmente haciendo un doctorado en fisiología de semillas en la Universidad Católica. Escritora de libros infantiles y juveniles de ficción y no-ficción y emprendedora en Acaena.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *