Carta editorial: Cambio de planes
Ediciones

Carta editorial: Cambio de planes

Con los ojos vendados y el corazón abierto.

Hace un mes mis planes eran bastante distintos.
Expectativa: estaría escribiendo esta carta editorial desde Ciudad de México, emprendiendo una última aventura con mi marido antes de ser padres, buscando inspiración en la exuberancia de ese país. Y claro, porque también hay responsabilidades, antes de iniciar este viaje habríamos desocupado la pieza que dentro de unos meses sería la habitación de nuestro futuro hijo, para que a nuestro regreso solo quedara ordenar y armar. 

Realidad: hoy escribo desde el comedor de mi casa, con mi marido trabajando en una pieza donde, lejos de estar desocupada, hoy abundan los equipos de música y sin planes de poder salir. 

Y claramente no soy la única cuyos planes han cambiado radicalmente. Lo he comentado con amigas, familiares y en redes. Personalmente sabía que al menos para mí este año sería de fluir con el cambio, tipo “el plan es no tener plan” y mi mantra sería “flexibilidad, compasión, adaptabilidad”, pero no sabía que sería tan literal. 

Jamás lo pensamos, pero aquí estamos. Un virus invisible para nuestros ojos ha detenido el mundo, y de paso nuestras vidas, al menos como las estábamos viviendo hasta ahora, trayendo el tremendo desafío de soportar la incertidumbre, de adaptar rutinas y aislarnos socialmente, algo que como especie nos es sumamente contraintuitivo y antinatural. No podemos ver bien el camino: los planes que teníamos cambiaron, las rutinas que teníamos son totalmente distintas a las que teníamos, los espacios que habitamos son diferentes, sentimos la privación de libertad, y debemos conectar de otra forma con nuestros seres queridos y equipos de trabajo, entre tantos otros desafíos que nos desconciertan. 

Mientras proyectar un futuro es difícil, el presente se siente con más fuerza, presentándonos la oportunidad de replantearnos nuestra forma de vivir el día a día. Tenemos los ojos vendados al futuro, y sin embargo, es cuando nuestra mente no puede divisar que otras formas de saber y conectar emergen. Es cuando no podemos ver a través del lente que solemos usar para navegar en la vida que nos vemos forzadas a cambiar la mirada y encontrarnos con nuevos recursos. Las prioridades cambian, lo accesorio queda en el camino, lo simple surge, el agradecimiento se siente genuino y la comunidad se afiata. La reinvención empieza y, como siempre, no sabemos a dónde nos lleva. 

Desde Franca. Magazine buscaremos ser ese espacio de pausa y de belleza simple y reconfortante en tiempos tan movedizos como los que vivimos. ¿Sabemos cómo hacerlo? No del todo, porque –como inicia esta carta– para nosotras también cambiaron los planes, pero confiamos en que esta sacudida nos permitirá conectar más genuinamente con cada una de ustedes. 

Seguiremos compartiendo contenidos inspiradores y prácticos sobre la contingencia, pero también sobre estas nuevas formas de vivir, hacer y relacionarnos de las que ya somos testigos. Y por supuesto, estamos abiertas a todas las sugerencias, comentarios o preguntas que tengan para nosotras. Estamos aquí para reinventarnos juntas.

¡Descarga tu wallpaper gratuito aquí!

Versión mobile
Versión escritorio

Etiquetas:

Javiera Amengual

Directora

Psicóloga y Gestora Cultural UC, pero demasiado curiosa para quedarse solo ahí. El año 2016 funda Franca. plataforma online de moda y estilo de vida slow. Sibarita amateur, amante de la estética y aprendiz de astróloga. @jamengual

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *