Carta editorial: Entre la consciencia y el optimismo
Ediciones

Carta editorial: Entre la consciencia y el optimismo

Mientras todo se mueve, buscamos la forma de encontrar balance.

Este mes de mayo cumpliremos dos meses desde que se declaró en Chile el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe, a raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, una situación que curiosamente compartimos con todo el mundo desde la intimidad de nuestras casas y que nos tiene sumergidas en un profundo momento de transición.

Venimos de un mes de adaptación, en el que hemos trabajado activa e internamente para mantener un estado de equilibrio, mantener hogares andando con nuevas rutinas, seguir cumpliendo con compromisos laborales, apoyar a aquellas personas que se han visto afectadas por toda esta crisis, contenernos y contener a otros, buscar la forma de estar cerca de quienes solían ser parte de nuestro día a día, entre tantos otros desafíos que nos han pedido ser extremadamente flexibles y comprensivas, mientras seguimos tratando de llevar una vida lo más consciente posible. A ratos se siente imposible, en otros como que ya le agarramos el ritmo, cada persona a su propio tiempo y con sus propias particularidades.

¿Quiero decir con esto que ya nos adaptamos a esta “nueva normalidad”? La verdad es que no lo creo, porque no hay meta a la cual llegar, ¿o sí? Más bien creo que lo que estamos viviendo es un proceso, una transición, y si hay algo seguro en todo esto es que podemos seguir apoyándonos para hacer de estos tiempos unos mucho más llevaderos. ¿Qué pasará en el futuro, una vez que esto haya terminado? Tampoco lo sé, pero también tengo la convicción de que hoy tenemos la posibilidad de imaginarnos y trabajar –un paso a la vez– por esa vida que queremos tener, por esas relaciones que queremos mejorar y ese mundo en el que nos queremos desenvolver. Finalmente, ¿vivir de manera más consciente y a nuestro propio ritmo –como lo han hecho muchas de ustedes y nosotras mismas– no nos invita constantemente a hacer eso? Tenerlo en mente me ayuda a seguir manteniendo la curiosidad, aceptar lo que estoy viviendo, sintiendo y descubriendo, y seguir mirando con optimismo hacia adelante.

Desde Franca. hemos buscado ser un espacio de apoyo y contención, entregando información que sinceramente nosotras quisiéramos tener a mano para vivir este momento, buscando ese equilibrio entre estar presentes y conectadas con la contingencia, pero no siendo devoradas por ella. Y esperamos continuar haciéndolo.

Si bien esta crisis apela a nuestra salud, la verdad es que también apela a nuestra más profunda humanidad, con todas sus luces y sombras. Para nosotras eso significa continuar compartiendo desde una mirada positiva, optimista y cercana (y es que no se me ocurre otra forma de hablar de este o cualquier otro tema), entendiendo que este contexto también tiene muchísimas complejidades, que hay personas que lo están pasando realmente mal y que nosotras mismas también estamos confundidas, cansadas y/o preocupadas.

El mes pasado dos lectoras me comentaron por qué compartimos, por ejemplo, entrevistas de personas que estaban “bien” o por qué nos preocupaba tanto hablar de echar de menos a alguien cuando había problemas más importantes que atender. Y si bien no podemos desconocer que esta crisis es enorme, afecta a muchas áreas y a muchísimas personas, la respuesta es que (al menos para mí) es fundamental poder centrarnos en lo que sí podemos hacer desde nuestro propio contexto y singularidades; no solo hoy sino siempre y con todas las problemáticas que nos preocupan.

Nuestra intención sigue siendo encontrar un balance entre mantenernos inspiradas, informadas y con herramientas que nos permitan seguir navegando juntas estas aguas desconocidas. Por eso esperamos seguir conversando con mujeres inspiradoras cuyo conocimiento o experiencia puede ser tremendamente útil para muchas, explorar temas atemporales que siempre nos parecen interesantes, como la importancia de la transparencia en la industria de la moda o el acto rebelde de reparar nuestra ropa; compartir nuestras más personales reflexiones sobre temas como la productividad, la dificultad de mantener ciertos hábitos y, en esta edición, de vivir un embarazo en estas condiciones de pandemia.

Siempre, pero sobre todo en estos tiempos, las dejamos invitadas a contarnos sus propias inquietudes, ideas o sugerencias, para hacer de cada edición una que resuene profundamente con cada una de ustedes. Finalmente, esa es nuestra misión: inspirar, informar y reflexionar juntas para vivir una vida más ética, bella y consciente.

¡Descarga tu wallpaper del mes!

Versión para celular

Versión escritorio

Etiquetas:

Javiera Amengual

Directora

Psicóloga y Gestora Cultural UC, pero demasiado curiosa para quedarse solo ahí. El año 2016 funda Franca. plataforma online de moda y estilo de vida slow. Sibarita amateur, amante de la estética y aprendiz de astróloga. @jamengual

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *