Carta editorial: Un encuentro con las preguntas
Ediciones

Carta editorial: Un encuentro con las preguntas

El lugar donde empiezan los cambios.

Flexibilidad, adaptación, reinvención. Estas son solo algunas de las palabras que nos han dado vueltas desde marzo 2020, cuando pensamos que arrancaba un nuevo año, aunque no precisamente de la forma en que lo esperábamos.

Es difícil hablar por otras personas, pero en las últimas semanas diversas conversaciones me dejan pensando que no solo estamos frente a un hecho histórico desatado por la crisis sanitaria (¿de verdad quién pensó alguna vez que viviría una pandemia así?), sino que son múltiples capas las que se están moviendo simultáneamente, sacando a la superficie las luces y sombras que habitan en cada unx de nosotrxs, en nuestra sociedad y cultura. Hay en el aire una sensación de apertura, e inevitablemente de cierre, una invitación a concluir etapas para abrirnos a algo nuevo desde una vulnerabilidad poco explorada, desde la creatividad y colaboración. A pesar de lo lindo que suena todo esto, el paquete viene acompañado de la incomodidad de dejar atrás lo conocido, volver a revisar temas que quizás pensábamos resueltos, y mirar hacia adentro y a quienes nos rodean desde la compasión. ¡No olvidemos que estamos en medio de una temporada de eclipses! ¿Casualidad? No creo. 

Quizás todo esto parece un poco abstracto, y la verdad es que lo es. Pero una manera de hacer una bajada es partir por casa, y contarles cuáles han sido nuestras propias dudas, remezones y llamados de atención para reinventarnos una vez más.

Durante el mes de junio apareció nuevamente una pregunta que pensé resuelta: ¿por qué hacemos lo que hacemos? Es decir, ¿por qué existe Franca?, ¿por qué nace y cómo sigue su camino hoy? En este contexto, ¿cómo seguimos transmitiendo nuestra visión?, y de hecho, ¿cuál es realmente? Cuando todo cambia afuera, no queda más que ver cómo eso está repercutiendo adentro. Claro que tenemos un horizonte: creemos en un estilo de vida más balanceado, consciente y ecoamigable, y para eso alentamos la curiosidad y contamos la historia detrás de marcas, proyectos y personas que nos inspiran, ofreciendo nuevos puntos de vista y alternativas de consumo. Pero hoy que todo puede ser posible, ¿qué mundo queremos construir?, ¿de qué manera?, ¿cómo lo hacemos sostenible para todas las partes? Se preguntarán si todas estas preguntas significan que perdimos el norte. ¡Claro que no! Creemos en las preguntas, en cuestionar nuestra realidad, porque de otro modo solo volveríamos una y otra vez a terrenos conocidos, y cuando se quiere construir algo nuevo esa opción no está disponible.

Hace solo un par de días nos juntamos virtualmente en una extensa (y siempre confortable) reunión de pauta con el equipo de Franca. Magazine, y no solo conversamos sobre estos cuestionamientos, sino que a raíz de los lamentables hechos vividos en Estados Unidos respecto a la discriminación racial, la pregunta por la diversidad también fue puesta sobre la mesa: ¿qué entendemos por diversidad? ¿Y por inclusión? ¿Cómo hemos abordado estos temas hasta ahora? ¿Lo hemos hecho realmente? ¿Cómo podemos incluirlos, dejando atrás oportunismos y frases preconcebidas, y hacerlo desde una mirada honesta y que nos haga sentido? Nuevamente, más y más preguntas que lejos de ser contestadas, se sienten como una invitación –que por supuesto no está libre de vértigo– a cuestionarnos una vez más cuál ha sido nuestra historia, cuáles son nuestros sesgos, cómo desde ahí hacemos lo que hacemos, y finalmente cómo queremos continuar hacia el futuro. Y sin embargo, hay algo que tenemos claro: queremos aportar a un mundo donde la tolerancia se practica en los pequeños gestos, liderada por la curiosidad, por las ganas de profundizar, de conocer al otrx (sea como sea, vista como vista, viva donde viva, piense lo que piense) y no por frases prefabricadas que buscan un “me gusta” por sobre un “me hace sentido”.

Cierro esta carta editorial con una de las mayores preguntas que me hago actualmente: ¿cómo será mi vida una vez que sea mamá? ¿Cómo removerá todo este humano que desde ya ha dado vuelta mi mundo (y que tanto se lo agradezco)? ¿Qué nuevas ideas, motivaciones y causas despertará en mí?

Mientras sigo expectante de poder compartirles algún día cómo se resuelven todas estas preguntas, quiero contarles que en las próximas semanas tomaré una pausa para bajar de mi cabeza y conectar con un cuerpo lleno de nueva vida que me pide más bien bajar el ritmo. Y aunque “en la realidad” soy madre primeriza, mi primera “hija” sin duda ha sido Franca, y me deja tranquila saber que queda en las mejores manos. Nuestro pequeño y comprometido equipo seguirá entregando el mejor contenido que podamos, generando contactos y alianzas con marcas que nos hacen sentido y sentir orgullo, y entregándoles una dosis de belleza e inspiración. 

Lamento decepcionar a las personas que buscan respuestas –incluso a esa parte de mí que constantemente busca soluciones– pero hay momentos donde las preguntas son las protagonistas. Y es que sin ellas ninguna nueva visión o versión de nosotrxs mismxs es posible.

¡Descarga tu wallpaper del mes!

Versión celular

Versión escritorio

Etiquetas:

Javiera Amengual

Directora

Psicóloga y Gestora Cultural UC, pero demasiado curiosa para quedarse solo ahí. El año 2016 funda Franca. plataforma online de moda y estilo de vida slow. Sibarita amateur, amante de la estética y aprendiz de astróloga. @jamengual

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *