Carta Editorial: El tiempo justo
Ediciones

Carta Editorial: El tiempo justo

Vivir más lento en un mundo que nos pide cambios urgentes.

Vivimos tiempos excitantes, un poco ansiosos y al mismo tiempo inspiradores. Este mix que nos plantea la contingencia mundial, los increíbles referentes que encontramos haciendo frente a las crisis de las que somos testigos y las propias inquietudes sobre cómo estamos viviendo nuestro día a día, hacen de este momento uno que a ratos se vuelve difícil de navegar, ¿no les parece? Como si constantemente osciláramos entre la desesperanza, la confianza y la fe.

Y frente a este escenario una cita aparece en mi cabeza:
“Ser lento significa que uno controla los ritmos de su propia vida y decide qué celeridad conviene en un determinado contexto. Si hoy quiero ir rápido, voy rápido; si mañana quiero ir lentamente, voy lentamente. Luchamos por el derecho a establecer nuestros propios tiempos”. (Carlo Petrini)

Al menos en mi experiencia, recordar esta frase me ha permitido “navegar” cuando el futuro se ve demasiado negro o cuando mi optimismo sagitariano está más alto de la cuenta. Entonces, con esta frase en mente, ¿qué merece que vaya rápido y qué puede o debe ir más lento? 

En la columna de nuestra edición 10, Marcela Godoy nos contaba que “el 29 de julio del 2019 marca la fecha global en que habremos consumido el “presupuesto ecológico” anual de recursos para satisfacer nuestras necesidades actuales de consumo y producción”, un hecho alarmante, por decir lo menos, si consideramos que cada año esta fecha se adelanta más y más. Nuestro estilo de vida y consumo han llegado a niveles sin precedentes, y esto requiere de un freno urgente donde la innovación, voluntad política, esfuerzos privados y civiles son fundamentales. Es decir: tenemos que ir más rápido.

Por otra parte, cuando vemos que la calidad de vida de las personas se ve mermada por la aceleración constante de las cadenas de producción, el exceso de estímulos que nos ofrecen las redes sociales, el consumo desenfrenado que nos propone un “estilo de vida moderno” y el tremendo impacto que este tiene en el medioambiente, la sociedad y salud mental, es cuando la balanza se inclina a decir basta, bajemos el ritmo.

En esta edición seguiremos ahondando en temas que esperamos sean una pequeña luz en el camino, pero que, sumada a otras luces, nos vaya iluminando hacia dónde orientar nuestros esfuerzos, qué hábitos y prácticas no tienen más cabida, y dentro de todo este mar de información y opciones, dónde empiezo a hacer esos cambios.

Sigamos navegando juntas.

Descarga tu wallpaper del mes 🙌🏼

Versión celular

Versión escritorio

Etiquetas:

Javiera Amengual

Directora

Psicóloga y Gestora Cultural UC, pero demasiado curiosa para quedarse solo ahí. El año 2016 funda Franca. plataforma online de moda y estilo de vida slow. Sibarita amateur, amante de la estética y aprendiz de astróloga. @jamengual

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *