Girls in Tech Chile
Tech

Girls in Tech Chile

Las mujeres que están creando ciencia y tecnología en el país.

En el 2007, se fundó Girls in Tech, una organización internacional que trabaja por el compromiso, educación y empoderamiento de mujeres en el mundo de la tecnología y el emprendimiento. Fue creada en Silicon Valley por Adriana Gascoigne, ejecutiva tecnológica y activista estadounidense. Dos años después de su fundación, abrió cuatro chapters o presencias locales, en Londres, Austin, Boston y Portland. Hoy, Girls in Tech se ha expandido a más de 50 ciudades del mundo.

Girls in Tech Chile es su presencia en el país. Se trata de una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo identificar, conectar y dar visibilidad a creadoras nacionales de tecnología, convirtiéndolas en fuentes de inspiración y conocimiento específico para otras mujeres. El trabajo de Girls in Tech Chile consiste, entre muchas otras cosas, en revisar constantemente el ecosistema emprendedor y tecnológico nacional para identificar a las mujeres que están creando tecnología en el país. Además, reúnen a las mujeres tech chilenas y alimentan una comunidad fructífera mediante talleres, mentorías y oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

Conversamos con Francisca Siebold Batlle, Directora de Comunicaciones de Girls in Tech Chile, para que nos contara sobre los programas más potentes que tienen para niñas, adolescentes y emprendedoras, las actividades que realizan y, en especial, sobre la importancia que tiene la tecnología en los emprendimientos del futuro. Sus respuestas nos entusiasmaron, porque confiamos en que la formación en tecnología sirve para generar cada vez más iniciativas sustentables, tomando en cuenta que la mayoría de los emprendimientos de este tipo son liderados por mujeres.

¿Cómo nace Girls in Tech en Chile?

Girls in Tech es una organización que viene desde Estados Unidos y nosotras somos su presencia en Chile. Comenzó en el 2013, como una agrupación que realizaba principalmente meet-ups, o sea encuentros con mujeres que estaban insertas en el mundo de la tecnología. Después fue creciendo, se formó un directorio, y desde el 2015 tiene la figura de fundación. Actualmente tenemos programas para niñas enfocados en ciencia y tecnología, y programas para emprendedoras que quieren empezar un negocio en ciencia y tecnología también.

Hacen actividades formativas, instancias de reflexión, y recolección de datos sobre el ecosistema local. ¿En qué consisten?

Las actividades son diversas: existen todavía los meet-ups, que son encuentros con grandes charlistas, mujeres que están en tecnología, que emprenden; niñas o jóvenes que trabajan y se desarrollan en robótica y cuentan sus historias para motivar a otras niñas. También realizamos distintas charlas a lo largo del año, participamos de paneles, charlas, conferencias; trabajamos con emprendimiento en empresas, emprendimiento tradicional también. Además, tenemos dos programas muy potentes: Ingeniosas: Ciencia y tecnología para todas y la Academia Ada Lovelace.

¿De qué tratan estos dos programas?

Con Ingeniosas: Ciencia y tecnología para todas, trabajamos con niñas y adolescentes, y les mostramos el mundo de la ciencia y tecnología con el objetivo de promover vocaciones científicas o STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) en el país.

Y nuestro programa para emprendedoras se llama Academia Ada Lovelace –cuyas postulaciones están abiertas hasta el 20 de mayo, acá–. Está dirigido a emprendedoras iniciales, mujeres con una idea en negocios en ciencia y tecnología que está aún en etapa inicial, y las preparamos para salir a buscar financiamiento.

¿Cuál puede ser el aporte de la tecnología para generar más iniciativas sustentables? ¿Es este un tema sobre el que se está reflexionando desde Girls in Tech Chile actualmente?

Desde Girls in Tech estamos convencidas de que la tecnología, como centro de un emprendimiento, genera nada más que beneficios, genera proyectos más escalables, mayor crecimiento. En el fondo, es un motor de cambio, de crecimiento y de desarrollo. Así que, si las mujeres se insertan en este mundo –y lo están haciendo cada vez más–, esto las ayudará a progresar y a crecer más en su negocio. Sabemos que emprender en tecnología es el camino y es lo que traerá mayores beneficios transversales; que si se hace bien, es un camino sencillo hacia el éxito.

Imagen destacada vía MSN / imagen interior cortesía de Girls in Tech Chile

Etiquetas:

Stephanie Valle

Edita, diseña y escribe. Es Magíster en Edición de la UDP y estudió artes contemporáneas, moda y periodismo en Ecuador. En su tiempo libre escribe un newsletter sobre revistas independientes. @stephanievallek

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *