Zero waste DIY: Mascarilla desintoxicante
Belleza

Zero waste DIY: Mascarilla desintoxicante

Una receta sencilla para purificar la piel sin desbalancear su pH

Escuchamos mucho sobre la importancia de mantener el pH de la piel del rostro, pero quizás no sabemos cuál es ese nivel ni por qué exactamente es importante cuidarlo.

Sin meternos de lleno en la química, lo que debemos saber es que la piel de nuestra cara tiene una capa protectora muy delgada que se llama manto ácido. Está compuesto de una mezcla entre ácidos grasos que genera la misma piel, más aminoácidos y ácidos lácticos que provienen del sudor. El manto ácido idealmente tiene un pH de 5.5 –es decir, ligeramente ácido, por eso su nombre–.

Mantenerlo ese pH natural es importante para generar, en la piel del rostro, condiciones adversas para que evitar que vivan y se propaguen ahí las bacterias, los hongos y los virus con los que estamos en contacto a diario inevitablemente. Los jabones y cremas demasiado abrasivos, el maquillaje, la exposición al sol, la contaminación, el estrés y la pérdida de agua por sudoración pueden dañar esta capa tan delicada.

Para desintoxicar la piel sin alterar su pH, les compartimos una mascarilla desintoxicante y ligera que podemos hacer solo con tres ingredientes.

La estrella de esta receta son los garbanzos: remueven toxinas acumuladas, regeneran daños por exposición al sol, y energizan la piel, sin romper el manto ácido.

Se pueden usar garbanzos cocidos triturados o harina de garbanzos hidratada con agua. Lleva también cúrcuma, que ayuda a regular la producción de grasa en la piel y reducir la inflamación.

Se integran bien los ingredientes en un bowl pequeño y la mascarilla se aplica con los dedos, ¡como si nos pusiéramos hummus en la cara! Se deja sobre la piel hasta que se seque y se retira con agua.

Es bastante purificadora, por lo que es necesario usar una crema hidratante después de retirarla.

La receta rinde de dos a tres aplicaciones, y se puede guardar en el refrigerador hasta por una semana.

Ingredientes

1 cucharada de harina de garbanzos o puré garbanzos

Una pizca generosa de cúrcuma en polvo

1 cucharada de agua

 

Franca.

Amamos nuestro planeta tanto como nuestro estilo, por eso somos el destino online para todos aquellos que buscan inspirarse, informarse y ser parte de la primera plataforma de vida slow en Chile.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *