¿Qué significan los antojos constantes durante el embarazo?
Crianza

¿Qué significan los antojos constantes durante el embarazo?

Una guía breve sobre qué alimentos sustituir para un embarazo más pausado y renovador.

“Comer por dos” durante el embarazo es un hábito común. Algunas amigas madres me han contado que una de sus partes favoritas de estar embarazadas fue permitirse ser más indulgentes con la comida. Disfrutar algunos alimentos que, en otros momentos –fuera del embarazo–, solían evitar por ser más bien pesados o ricos en calorías. Hasta mi mamá reconoció hace poco que durante sus embarazos tuvo poco o ningún cuidado con sus comidas: los vio como periodos para ser complaciente consigo misma.

Leyendo un poco sobre el tema para este artículo, llegué al libro Nurture: A Modern Guide to Pregnancy, Birth, Early Motherhood–and Trusting Yourself and Your Body, escrito por la doula, coach de salud y autora estadounidense, Erica Chidi Cohen.

“Mientras la placenta del bebé trabaja, convirtiendo básicamente cualquier cosa que comas en el sustento perfecto para tu bebé, es recomendable comer bien y saludablemente durante el embarazo”, dice. “Me gusta pensar que los antojos son formas en que tu cuerpo te dice lo que necesita, nutricionalmente hablando”.

Así que –muy útilmente– la autora creó una pequeña guía de antojos comunes, con su posible explicación y con sugerencias de sustitutos saludables, para quienes quieran irse por la opción más saludable.

Si te dan antojos de comidas saladas, es posible que lo que tu cuerpo necesite sea cloruro, dice. Y en vez de eso, puedes intentar tomar leche de cabra, o comer pescado.

Si te dan ganas constantes de comer pan, quizás tu cuerpo necesite nitrógeno, cuenta. Puedes intentar reemplazándolo por proteínas (nueces, huevos, leche o pescado).

Si lo que quieres comer a menudo son comidas más bien grasosas, es posible que te haga falta calcio, según ella. Y puedes comer hojas verdes, legumbres o quesos.

Si tu antojo recurrente es el chocolate –¡este es famoso!–, quizás tu cuerpo te esté pidiendo magnesio, dice Cohen. En vez de eso, puedes intentar sustituirlo por frutos secos, frutas o legumbres.

Ahora bien, “si lo que necesitas es una bola de helado a las 12:30 AM, está bien”, reconoce la autora. “¡Pero el brócoli también tiene mucho calcio!, así que podrías darle una oportunidad”.

Lo importante, claro, es seguir las recomendaciones de quien hayas elegido para guiar tu nutrición durante este tiempo –sea una matrona, un médico, una doula, un nutricionista, etc.–, y escuchar al propio cuerpo para aprender a interpretar estos nuevos deseos.

Imagen vía Sustain

Etiquetas:

Stephanie Valle

Edita, diseña y escribe. Es Magíster en Edición de la UDP y estudió artes contemporáneas, moda y periodismo en Ecuador. En su tiempo libre escribe un newsletter sobre revistas independientes. @stephanievallek

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *