5 esenciales de una maternidad y paternidad slow
Crianza

5 esenciales de una maternidad y paternidad slow

Datos old-school pero modernizados y otros naturales para una relación padre-madre-bebé sustentable.

Con la llegada de un hijo, los padres y madres experimentan un sinfín de emociones y sentimientos, como amor, alegría, cansancio, temor («¿lo estaré haciendo bien?») y hasta tristeza en el caso de las madres (baby blues o depresión post-parto). Asimismo, dan muchas-muchas ganas de querer compartir fotos del nuevo integrante de la familia con todo el mundo. Mientras los papás y mamás se adaptan a su nueva vida junto a su bebé, es probable que experimenten también el nacimiento de una sensibilidad o preocupación por temas que antes les eran indiferentes, como las injusticias sociales, cuestiones políticas y/o problemáticas medioambientales. Para este último caso, hemos reunido aquí algunos tips para cuidar del o de la recién nacid@, de la madre y del planeta, de forma consciente.

1) eco-pañales

«Ay no, pañales de tela» pensarán algunos. Pero les contamos que son grosos por varios motivos, y no tienen nada que ver con los que usaron nuestros progenitores: Poseen un sistema unitalla por lo que pueden ser utilizados en babies que pesan desde 3 hasta 18 kgs, o sea van creciendo con las mini personitas. Están hechos con fibras súper cool (algunos emplean migpan regen que es una goma virgen libre de agentes químicos; el cáñamo orgánico tiene propiedades antimicrobianas y antifungicas, y el bambú es 100% natural y ultra suave). Con ellas se evitan las coceduras o dermatitis atópicas. El diseño del pañal evita la displasia de las caderas y ayuda a la correcta alineación de ellas. Se lavan fácil en la lavadora, y si la máquina es además secadora, el invierno está solucionado. Finalmente, cabe destacar el ahorro de hasta un 60% en dinero comparativamente con los pañales desechables. Acaso lo más importante es que se dejan de tirar a la basura en promedio 8.000 pañales de plástico que demoran 500 años en desintegrarse cada uno.

Proponemos invertir en un set de 18-20 pañales que emplean dos insertos cada uno, con unos 3-4 nocturnos. Incorporar el lavado diario de los pañales es un hábito fácilmente adquirible. Todo también es más sencillo cuando esta tarea se comparte entre la madre y el padre de la familia.

En el grupo en Facebook Pañales de Tela Chile es posible encontrar emprendedoras que venden dicho producto, así como respuesta a dudas sobre su uso, y en general, apoyo moral.

Una alternativa intermedia entre pañales de género y los desechables tradicionales, son los pañales desechables que se descomponen en 5 años, como la marca Bio Baby disponible en supermercados y algunas tiendas saludables a lo largo de Chile.

2) wipes reutilizables

Las toallitas desechables tiradas por el WC, tapan alcantarillas. Esto está ocasionando problemas alrededor del mundo, según lo informó The Guardian hace ya tres años. Además, la mayoría de ellas tienen ‘perfume’, una ingrediente que puede implicar entre 10 y 300 químicos distintos, que contienen disruptores hormonales. Nosotros nos inclinamos por 1) lavar a la guagua en el lavamanos del baño 2) utilizar pañuelos de alguna fibra natural, que permitan su lavado y reutilización. Sólo requieren humedecerlos con un poco de agua en el lavamanos o con una botella de spray, y listo.

3) canasto/receptáculo para pañales y wipes

Los pañales y wipes podrían estar guardados en un clóset, así evitamos comprar un mueble-mudador que luego tendremos que preocuparnos de vender. Una vez limpia y mudada la guagua, se pueden dejar los pañales y wipes usados en un canasto en el baño hasta que se reúnan los suficientes como para echarlos a la lavadora.

4) mudador transportable

Como mencionábamos en punto anterior, quizás no es necesario realmente adquirir un mueble-mudador. Lo que sí se necesita es un mudador que podamos llevar a todas partes, y que proteja las superficies donde uno está cambiando el pañal a la guagua. De hecho tiene mucho sentido realizar este acto en el piso, sobre una alfombra limpia, donde no lleguen zapatos sucios, ya que así el bebé no corre peligro de caídas. Los mudadores de la marca chilena witrun nos encantan.

5) protectores de lactancia reutilizables

Durante la lactancia, el pecho materno gotea leche aún después de amamantar a la guagua. Para evitar que la ropa se manche, existen discos protectores desechables y reutilizables de fibras naturales. Nosotros nos inclinamos por los que se lavan y vuelven a usar. Los hay de un solo color, sin teñir -disponibles por Amazon– , y en Chile la marca Poroto Verde vende versiones en algodón y bambú orgánico.

Fernanda Piedra

Editora en jefe

Abogada y minor en Diseño Integral UC, magíster en Periodismo de Moda por la London College of Fashion, fundadora de Ander y Miel magazine. Su panorama ideal es cocinar platos veggies para los amigos y leer libros. Sus hijos son Clemente y Aurora, y su marido Tomás. Vive en Frutillar.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *