¿Dónde comprar a granel?
Guía Franca.

¿Dónde comprar a granel?

Una práctica simple para hacer frente al consumo desmedido de envases.

Rechazar es la primera estrategia que debemos aplicar para llevar una vida basura cero. Nos invita a preguntarnos si realmente necesitamos consumir aquello que estamos por comprar, es un llamado a reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo y, con base en eso, tomar decisiones conscientes.

Los envases, en ese sentido, tienen un rol protagónico. Pensémoslo bien: ¿cuántos productos realmente requieren estar envueltos en desechables de un solo uso? ¿Acaso no hay otras alternativas? ¿Qué podemos hacer al respecto?

La respuesta a todas esas interrogantes es una sola: granel. Tal como lo hacían nuestros abuelos o padres, la compra a granel es la tendencia que afortunadamente está resurgiendo para combatir la generación de residuos.

Las ventajas

Comprar únicamente lo que necesitamos. Conocer el peso de lo que estamos llevando permite organizar de mejor manera las compras y menús, lo que resulta muy beneficioso para evitar el desperdicio de alimentos.

Reutilizar envases. La gracia de comprar a granel es que podemos evitar los envases de un solo uso con solo llevar nuestros propios frascos de vidrios, bolsas de género o cucuruchos de diario.

Apoyar al comercio local. La venta a granel hace posible que pequeños comerciantes puedan subsistir en el mercado vendiendo sus productos.

¿Dónde comprar?

V Región
Súper Justo
Ecoparaíso
Gramos Bajo Cero

VIII Región
Meraki Granel

X Región
Volver al granel
La Yunta Granel

Región Metropolitana
Online:
Cococacao
Chile Sano
Külko
Espacio Granel

Tiendas físicas:
Mejorxgramos (Ñuñoa)
Sin Envase Chile (Ñuñoa)
Almacén Fibra (Ñuñoa)
Guadalupe Tienda Natural (Ñuñoa)
La Nacional Granel (Providencia)
Full Natural Store (Providencia)
Chile Sano (Providencia)
Un cuarto a granel (Santiago Centro)
Mayal Granel (Maipú)
Vian Granel (Maipú)
Entre kilos y gramos (Calera de Tango)

Etiquetas:

Francesca Chiappa

Periodista de profesión y vocación. Amante de los animales, la comida vegetariana y los panoramas al aire libre. Tras haber vivido en distintas ciudades y países, hoy disfruta el camino hacia una vida slow.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *