Fairphone: el celular ético
Tech

Fairphone: el celular ético

El primer smartphone modular y ético del mundo está hecho para durar.

La mayoría de los celulares no está hecha para durar. De hecho, las compañías de smartphones nos alientan a actualizarlos tan pronto como aparece un modelo nuevo. Sabemos –por el boom de la obsolescencia programada que explotó hace un par de años– que el iPhone, por ejemplo, está diseñado para ser reemplazado al poco tiempo. Cada 18 meses es el promedio.

Hace tres años, sin hacer mucho ruido mediático, se lanzó el Fairphone, que es, literalmente, un celular justo. Se trata del primer teléfono modular del mundo, altamente reparable. Fue creado por una start-up holandesa que está comprometida con la manufactura ética de aparatos electrónicos responsables y durables.

 

El costo real de un celular

Los materiales de un celular promedio entran a la cadena productiva desde la minería, un sector complicado en términos de sustentabilidad, no sólo por la contaminación, sino por las condiciones de trabajo peligrosas y el trabajo infantil –el cobalto, por ejemplo, es un material esencial para hacer las baterías de los celulares, y normalmente proviene de la República del Congo, donde es minado por niños–.

Saber de dónde proviene algo es la única forma de mejorar cómo está hecho. Así que Fairphone inspecciona cada paso de la cadena productiva de sus teléfonos y rastrea todos sus componentes, para asegurarse de que sean libres de explotación humana. Su visión es la manufactura completamente ética.

 

La reparación como herramienta radical

Cambiar tan seguido el teléfono tiene un enorme impacto ambiental, muchos celulares descartados terminan en vertederos. Así que una de las soluciones es tener la posibilidad de repararlo si se daña. Fairphone vende las partes de sus celulares individualmente –por eso se llama modular–, y ofrece tutoriales de reparación, para que el mismo usuario pueda hacer que su celular sea útil por más tiempo.

Sus valores de diseño centrales son: longevidad, propiedad y apertura. De hecho, el código de su software está disponible para que cualquier persona lo revise, use y modifique.

 

Por buen camino

La compañía europea todavía es pequeña, pero aspira a masificarse. El Fairphone 2 cuesta alrededor de $304.000 pesos, y aseguran que la larga vida útil del teléfono reduce su costo a largo plazo. El nuevo sistema operativo es compatible con Android 7.1.2 Nougat, y la carcaza transparente permite ver cómo las piezas internas se interconectan.

Ante las implacables compañías de teléfonos, Fairphone está empezando a forzar al mercado a volverse más sostenible y ecoamigable. Y es una muestra de que, por más comprometida que esté la cadena productiva de un objeto, siempre se puede ir mucho más allá de la resignación ante la manera en que están hechas nuestras cosas.

Imágenes vía Fairphone

Etiquetas:

Stephanie Valle

Edita, diseña y escribe. Es Magíster en Edición de la UDP y estudió artes contemporáneas, moda y periodismo en Ecuador. En su tiempo libre escribe un newsletter sobre revistas independientes. @stephanievallek

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *