Ixchel Anaya, la mujer detrás del negocio del pañal ecológico
Crianza

Ixchel Anaya, la mujer detrás del negocio del pañal ecológico

A los 22 años, buscando una alternativa para los pañales desechables, creó unos reutilizables que dieron inicio a un emprendimiento millonario.

El 2009, la mexicana Ixchel tenía 22 años y, mientras estudiaba diseño de interiores, fue madre por primera vez.

Al ver que los pañales desechables le causaban constantes irritaciones a su bebé, decidió probar con alternativas lavables reutilizables. Y aunque tenía un montón de opciones para comprarlos en internet, principalmente en sitios proveniente de Europa y Estados Unidos, vio que en el mercado local no existían alternativas y decidió hacer su propio diseño con la ayuda de su abuela.

Fue así como creó pañales de varios tamaños y telas, hasta que llegó a un diseño que la dejó contenta y que obtuvo excelentes comentarios por parte de sus amigas que también los usaron con sus hijos.

Ixchel no tardó en darse cuenta del potencial de ventas que tenían sus pañales caseros. Junto con su marido, puso en marcha Ecopipo, una empresa mexicana y familiar dedicada a la fabricación de pañales ecológicos y otros productos reutilizables para bebé. Está ubicada en la ciudad de Irapuato, ubicada en el estado de Guanajuato, al centro del país. El nombre nació de combinar «eco», por la palabra ecológico, y «pipo», el nombre del oso de peluche que ha pasado de generación a generación en su familia.

Estos pañales ecológicos pueden reutilizarse hasta 600 veces, lo que contribuye a ahorrar dinero y a disminuir la cantidad de basura que se generaría usando pañales desechables. Recomiendan que un bebé tenga solamente entre 10 y 15 pañales. Otro beneficio es que estos pañales no contienen químicos que gelatinizan los líquidos y permiten el paso del aire para evitar rozaduras.

Los pañales Ecopipo son de talla única, ya que vienen con broches de presión en la parte frontal, permitiendo que se ajusten a la talla de cada bebé. Además, tienen líneas para distintas necesidades: recién nacido, todo en uno, natación, nocturnos, tallas especiales, entre otros.

Hoy, Ixchel tiene cuatro hijos y continúa buscando tendencias e inspiración para crear nuevos patrones para los pañales, siempre bajo el concepto ecológico que –sin buscarlo– le permitió crear un negocio millonario con una empresa que goza de ventas anuales de $1.3 millones de dólares y exporta a países de todo el mundo.

Imagen destacada vía Entrepreneur

Etiquetas:

Francesca Chiappa

Periodista de profesión y vocación. Amante de los animales, la comida vegetariana y los panoramas al aire libre. Tras haber vivido en distintas ciudades y países, hoy disfruta el camino hacia una vida slow.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *