Re:newcell
Futuro

Re:newcell

La tecnología sueca que está convirtiendo ropa de algodón en mal estado en un nuevo material para la industria de la moda.

Pocas veces se escucha de proyectos tan esperanzadores para la moda circular como Re:newcell, una empresa sueca que está convirtiendo el algodón en mal estado -–y que ya no puede ser vendido en tiendas de segunda mano– en una nueva tela que se llama circulose® (probablemente por un juego de palabras entre circular y viscosa), la que poco a poco se ha ido integrando a la cadena de suministro textil.

Si bien todavía no han anunciado cuáles van a ser las primeras marcas en lanzar su colección primavera verano 2020 incluyendo prendas de este material natural y biodegradable, en 2017 H&M compró una participación minoritaria en la compañía, por lo que se cree que la industria de la moda se verá fuertemente involucrada. Y ojalá así sea. 

Es que hasta ahora, según datos de The Fast Company, sólo el 1% de la ropa en mal estado se recicla, mientras que la gran mayoría de las prendas desgastadas terminan en basureros o vertederos junto a otros residuos que las deterioran aún más, impidiendo con mayor razón su reutilización.

Esta realidad es una muestra más de una industria que provoca importantes emisiones de dióxido de carbono, así como contaminación química, residual, y un exorbitante consumo de agua que el planeta ya no puede resistir. Aquí se sitúa Re:newcell, como la opción “que pone a la moda en el centro, sin poner al medioambiente en segundo lugar”.

¿Cuál es la real innovación de esta tecnología?

Como siempre en materia de sustentabilidad, Re:newcell tuvo que hacerse cargo de todo el proceso que implica una producción textil, esto, porque de lo contrario, difícilmente hubiesen podido alterar la manera en que tradicionalmente se hacen las cosas.

Por ejemplo, cuando alguien compra una camisa, este producto ha pasado por muchos procesos previos como la producción del hilo, del punto o tejido y, posteriormente, la fabricación de la tela. Con esta innovación, en cambio, la materialidad está completamente lista para usar.

Por otro lado, hasta ahora nadie había podido reciclar satisfactoriamente y a gran escala el algodón como sí lo está haciendo Re:newcell, que disuelve este material hasta generar esta nueva fibra natural y biodegradable, la circulose, pudiendo no solo introducirla en el ciclo de producción textil, sino que además cumplir con los requerimientos de la industria.

Finalmente, como declara el responsable de la marca, Harald Cavalli-Björkman, para lograr un cambio significativo en materia de responsabilidad social empresarial, no se puede esperar que los consumidores cambien sus preferencias, sino que la industria debe ofrecer más posibilidades a partir de materiales reciclados y sin perder calidad.

Imágenes vía Re:newcell

Etiquetas:

María Salazar

Periodista felizmente independiente, con experiencia en la generación de contenidos para todo tipo de plataformas. Practico yoga y danza, y amo la mixtura entre música y literatura. Creo que lo lento llega lejos. @mariaj.salazar

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *