Rocío Rivero Art Couture, creando alta costura de manera sostenible

por | Sep 1, 2021

Una marca que nace del rescate e incorpora biomateriales de producción propia

Rocío Rivero creció sabiendo que sería diseñadora y crearía su propia marca. Entre lápices, colores y diseños, esta joven argentina cursó la carrera de Diseño de Modas y Textil en la Universidad de Palermo y a los 18 años comenzó a trabajar en la marca de vestuario masculino, Legacy, donde conoció el detrás de bambalinas de la industria de la moda.

Socia de Greenpeace desde los 8 años, su niñez se desenvolvió bajo un techo donde las palabras ecología y cuidado del medioambiente eran parte de lo cotidiano. “Esto es algo que siempre ha estado dentro de mí. Al margen de la carrera que eligiera, la sustentabilidad era algo que yo le iba a volcar a cualquier carrera”. 

Hace 10 años creó, junto a su hermana, su primera marca “Maison Minc Sisters”. La cual ofrecía vestidos de novia y de fiesta confeccionados con materiales reciclados, sobrantes de telas y del rescate de prendas antiguas. “En ese momento no teníamos esa consciencia de que eso fuera algo sustentable. Realmente no había muchos ejemplos de moda sustentable a seguir”, confiesa.

Hace tres años, cuando su hermana decide irse a vivir a las afueras de Buenos Aires, comienza un nuevo capítulo en el trabajo de Rocío. “Yo me quedé con la marca reforzando este espíritu sustentable. La marca ya lo tenía, pero le faltaba ajustar las tuercas”. Y es así como nace “Rocío Rivero Art Couture”, una marca que en su viaje creativo, de confección y venta busca tener un bajo impacto en el medioambiente. “Ya sea reciclando los recursos que ya tenemos, buscándose un nuevo uso, o generando materiales innovadores que no tengan ningún impacto de por sí en el medioambiente”, afirma Rocío.

Trabajar bajo el paraguas de la sostenibilidad para esta joven diseñadora “es sólo sentido común” y no podríamos estar más de acuerdo. Luego de ver los resultados del último informe científico de las Naciones Unidas, donde queda demostrado que los seres humanos ya calentamos el planeta unos 1,1 grados Celsius, desde el siglo XIX, en gran parte por la quema desmedida de carbón, petróleo y gas para obtener energía. Y las consecuencias se pueden sentir en todo el mundo.

“Trabajar bajo este paraguas es algo básico y esencial para poder seguir viviendo en este planeta”, reflexiona Rocío.

EL RESCATE DE MATERIALES, COMO BASE. LOS BIOMATERIALES, COMO UNA APUESTA NECESARIA.

Su pasión por el upcycling se traduce en el valor que Rocío da a los materiales existentes. Y esta fuerza, sin darse cuenta, la volvió una buena rescatadora de tesoros.

“El desafío de encontrar este tipo de telas se dio bastante orgánicamente. Yo ya tenía un stock de prendas antiguas, no sé por qué, las venía acumulando desde mi infancia. Luego, cuando comenzamos a hacer la marca con mi hermana hace 10 años, la madre de una amiga que tenía un anticuario decidió cerrarlo […] nos pasamos ahí días viendo prenda por prenda y hoy en día, tengo valijas y valijas y valijas de prendas que tengo pensado ir aprovechando. Muchas ya las aproveché, y se encuentran en el perchero o la tiene alguien en alguna parte del mundo”.

Junto a su afán por el rescate y su curiosidad por explorar nuevas técnicas creativas es que se atrevió a incluir en sus diseños los biomateriales, convirtiéndose en una de las marcas argentinas pioneras en utilizarlos en la indumentaria. “Los biomateriales son una locura. Son el futuro. Son materiales que una vez que ya no los quieres utilizar más, los llegas y tiras a tu compost, se biodegradan, sin generar mayor impacto al medioambiente”.

Frente al hecho evidente que nuestros recursos naturales están disminuyendo rápidamente, que las fibras naturales, como el algodón, requieren de muchos recursos para ser cultivados y procesados; y las fibras sintéticas en base a petróleo, como el poliéster, poliamida (nylon), acrílico y elastano, tienen un tremendo impacto ambiental, la búsqueda por alternativas sostenibles para producir fibras y tejidos es un desafío a nivel mundial.  

Lo anterior ha dado paso a que el biodiseño ya no sea un sector emergente, sino una realidad palpable y en auge acelerado. “El primer curso que hice de biomateriales, me explotó la cabeza”, afirma Rocío y explica los desafíos que implica investigar, producir y trabajar estas nuevas materialidades a pequeña escala.

“Se trabajan como una receta de cocina, de laboratorio. Son materiales que se trabajan en frío, con determinadas cantidades, hay que esperar que se sequen, con determinada temperatura […]. Son cosas que llevan mucho tiempo”. Y paciencia, ya que su biodegradabilidad es “su punto fuerte y punto débil al mismo tiempo”, como ella evalúa, después de meses experimentando con ellos.

La resistencia y la impermeabilidad son los grandes puntos a reforzar, explica Rocío. “Son muy utilizados para accesorios o cosas externas al cuerpo, no tanto aún sobre el cuerpo. Sobre todo, por el calor que libera el cuerpo y ese calor los afecta. Por ello, estamos en etapas de experimentación, a pesar de que ya tenemos algunas prendas que hemos desarrollado con biomateriales y materiales biodegradables, con algodón de base”.

Las innovaciones biológicas ayudarán a cumplir a muchas grandes marcas de vestuario sus objetivos de sustentabilidad para el 2030. De hecho, hace pocas semanas, la pujante marca de ropa deportiva & yoga Lululemon ha anunciado, por medio de un comunicado, su alianza con la empresa de biotecnología, Genomatica. Esta última ha confirmado que “la combinación de biotecnología, fermentación y materias primas renovables, puede abrir una fuerte vía para impulsar un cambio fundamental dentro de la industria de la confección, dirigiéndose hacia unas fuentes de abastecimiento sostenibles”. 

Rocío comenta que la moda sustentable en Argentina aún no es un gran tema, pero que poco a poco se está construyendo y generando más consciencia. Al igual como sucede en diferentes países latinoamericano. Te invitamos a visitar nuestra Vitrina Franca. a conocer el trabajo y los sellos de cada una de las marcas que avanzan en sostenibilidad.

Si quieres conocer las últimas piezas y colecciones de Rocío Rivero Art Couture, visita su sitio web y redes sociales. Cuenta con servicio de despacho nacional e internacional. 

Periodista de la Pontificia Universidad Católica de Chile, verificadora de contenido y actualmente, editora general de Franca Magazine y cursando el Diplomado en Estudios Críticos de Moda de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Viajar y descubrir nuevas formas de construir un armario y un estilo de vida más sostenibles es mi tema. Promotora del movimiento #secondhandfirst IG: @pily.uribe

Podría interesarte