Disfruta de un baño de bosque: Cómo despejar tu mente y tus sentidos
El Libro

Disfruta de un baño de bosque: Cómo despejar tu mente y tus sentidos

Si te sientes abrumado por el ritmo, puede que sea momento de reconectar con la naturaleza y disfrutar de un baño forestal.

¿Quién es la autora?

Melanie Choukas-Bradley es guía de terapia forestal y natural acreditada por la Association of Nature and Forest Therapy Guides and Programs. En octubre de 2017 recorrió todo Japón en un viaje de terapia forestal. Es también la autora del premiado libro A Year in Rock Creek Park, y de City of Trees. Actualmente escribe y dirige paseos de baños de bosque.

¿De qué trata el libro?

¿Tienes algún recuerdo de tu infancia de haber sentido esa sensación de quedar completamente abrumado por el encanto de la naturaleza? Con esa pregunta, la autora nos invita a conectarnos con recuerdos de los que, sin saberlo, fueron nuestros primeros baños de bosque o shinrin-yoku. Este es un término japonés utilizado para referirse a la práctica de conectarse con la naturaleza para combatir el karoshi, palabra con la que definen algo tan terrible como es la muerte por exceso de trabajo.

A lo largo de sus 128 páginas, este libro resulta una guía de lectura fácil para comenzar a practicar baños de bosque en cada estación del año, con tips para aprovechar cada elemento de la naturaleza y liberar nuestro espíritu creativo, mientras disminuimos el estrés.

Disfruta de un baño de bosque es de esos libros que te cautivan antes de leerlos, y es que las coloridas ilustraciones de Lieke van der Vorst son una invitación abierta a reconectarnos con los beneficios que entrega un simple un paseo por el bosque, el parque, la playa o la montaña.

¿Algún extracto inspirador?

Formamos parte de la naturaleza
Si en el ajetreo de nuestra vida fuéramos capaces de dedicar tiempo a estar en comunión con la naturaleza con la mayor frecuencia posible, ¿no estaríamos más calmados y más sanos? ¿No seríamos más felices?

Prácticas de mindfulness
Deja que tu corazón se emocione a la vista de las hojas secas de los robles, de color marrón rojizo, y de las bellotas caídas por el suelo. Escucha el canto familiar de algún pájaro posado en un árbol cercano o explora la fauna silvestre de la zona. Alégrate con el tiempo en que los cielos te ofrezcan, ya sea sol, luna, nubes o viento.

Cuidar del bosque
Cuando caminas muy despacio por el bosque en los paseos de terapia forestal, entras en armonía con toda la vida que te rodea con el corazón abierto. Y un corazón abierto a la naturaleza es un corazón que anhela un cuidado atento de toda la vida que habita en la Tierra. Cuando nos convertimos en cuidadores de nuestros hogares silvestres, nos convertimos, por extensión, en cuidadores del mundo entero.

No hace falta que vayas a los Alpes japoneses para experimentar los misteriosos placeres de los baños de bosque. No tienes más que salir por la puerta de tu casa y abrir tu mente y tu corazón al mundo de maravillas naturales que te esperan. Desde las nubes del cielo hasta las flores que se abren paso a través de las grietas de la acera, vivas donde vivas, la naturaleza está lista para acogerte.

¿Dónde lo puedes conseguir?

En Librerías Contrapunto.

Etiquetas:

Francesca Chiappa

Periodista de profesión y vocación. Amante de los animales, la comida vegetariana y los panoramas al aire libre. Tras haber vivido en distintas ciudades y países, hoy disfruta el camino hacia una vida slow.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *