Rituales: Equinoccio de primavera
Guía Franca.

Rituales: Equinoccio de primavera

Un ritual y meditación para conectar con la primavera.

Respetamos los ciclos y creemos en que si prestamos atención y sintonizamos con ellos, no solo podremos entenderlos mucho mejor, sino que podremos comprender sus mensajes y, de paso, a nosotras mismas.

La primavera es ese momento del año donde le damos la bienvenida a la luz, a la fertilidad y a florecer. La naturaleza empieza a brotar nuevamente, nuevos colores, olores y sabores aparecen, y nosotras también sentimos cómo nuestro cuerpo, mente y energía se sienten diferentes. Después de meses en que el otoño e invierno nos llamaron a trabajar internamente, ahora la primavera nos invita a compartir con el resto, iluminando todo el camino recorrido y paulatinamente alargando nuestros días.

Conscientes de esta hermosa transición, invitamos a Valeria Romo, creadora de Luna Kali, y Francisca Valdivieso, artista visual, tarotista y creadora del podcast La Magia Latente, a que compartieran con nosotras un ritual y meditación para sintonizar y honrar a esta energía.

Ritual de primavera: Valeria Romo, creadora de Luna Kali

Me encantan los cambios de estación porque son momentos para detenerse y entrar en sintonía con la naturaleza. Considero importante establecer claramente el fin de una etapa y el comienzo de otra, y eso lo hago a través de un pequeño ritual. 

¿Qué les propongo? Regalarse tiempo. Disfrutar de un momento íntimo a través de un simple ritual. Si quieren hacerlo con amigos, ¡adelante! Siempre será más poderoso hacerlo en grupo. Empecemos.

Crea un espacio tranquilo. Prepara tu altar e incorpora todos los elementos que te hagan sentido: cristales, inciensos, etc. Prende una vela y empieza a relajarte.

Escribe una lista de intenciones para los próximos seis meses. En la primavera plantamos las semillitas que luego queremos ver florecer. Es un momento para nuevos inicios y posibilidades. Siente en tu corazón todo lo que quieres ver manifestado en tu vida. Si lo haces con amigos, pueden compartir sus intenciones y luego dejarlas en el altar.

Tómate un momento en silencio para reflexionar. Piensa en las posibilidades y en el potencial de esta nueva estación. Deja tu lista cerca como recordatorio, con la idea de ir trabajando todos los días para lograr tus objetivos.

Tú eres poderosa y puedes crear tu propio ritual. Lo más importante es hacerlo con el corazón, tener ganas de experimentar, sentir y vibrar con lo que estás haciendo. Guíate tú misma igual que como lo hacen las flores y arbolitos en primavera.

¡Felices rituales!

Ritual de primavera: Francisca Valdivieso, creadora de La Magia Latente

Más que un ritual, hoy compartiré una reflexión, y luego una meditación que practico todas las mañanas, la cual nos invita a sentirnos sostenidos y merecedores de estar aquí.

En el primer capítulo de septiembre, escogí abordar el símbolo del árbol a partir de la sensación de que, frente a la actual crisis climática, han surgido muchos mensajes de odio hacia la humanidad, la sensación de que el planeta no quisiera que estuviéramos aquí o de que somos enemigos de la naturaleza. Por eso en ese episodio traté de plantear una forma diferente de verlo, donde la invitación es a sentir que la naturaleza nos ama. Solo al sentir eso –y por ende sentir amor hacia la humanidad y los otros– es que podemos hacer un cambio de hábitos. Lo que está en juego no es salvar el planeta, sino salvar a la humanidad, porque el planeta se va a regenerar, limpiar y va a seguir creando nueva vida, pero nosotros en el camino podemos dejar de existir si no hacemos algo al respecto. Y creo que eso tiene que ser a través del amor propio y de la humanidad.

Meditación

Empiezo por calmarme y acompasar mi respiración con el latido de mi corazón. Primero siento el latido de mi corazón y, con base en ese latido, respiro siguiendo el siguiente ritmo: con cuatro latidos inspiro, en dos latidos hago una pausa, luego en cuatro latidos expiro, y nuevamente hago una pausa de dos latidos, repitiendo nuevamente la secuencia de respiraciones.

Cuando ya estoy cómoda en ese ritmo, empiezo a imaginar que surge una luz desde el centro del corazón, desde el pecho (chakra corazón). Esa luz empieza a expandirse hasta donde uno quiera que se expanda: hasta nuestra pieza, casa, departamento, país, el planeta o hasta lo más remoto del universo.

Luego, siente un rayo verde que te está conectando hasta el centro de la Tierra y un rayo dorado que te está conectando hasta el centro del universo, dando una sensación de estar sostenido, por la tierra y por el cielo o universo.

Con cada inhalación, imagina y siente que traes amor. En la primera inspiración, desde la tierra hasta tu corazón. Luego expiras. En la siguiente inhalación, sientes que traes amor del cielo o universo, y expiras. Así traemos amor desde la tierra y el cielo, desde la madre y el padre, lo femenino y masculino para que te sostenga; sentir que estás sostenido en este momento y que mereces estar aquí.

Por lo general escucho esta canción y hago esta meditación por el tiempo que esta dura, alrededor de siete minutos.

Etiquetas:

Franca.

Amamos nuestro planeta tanto como nuestro estilo, por eso somos el destino online para todos aquellos que buscan inspirarse, informarse y ser parte de la primera plataforma de vida slow en Chile.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *