Una nueva forma de vivir la Navidad
Guía Franca.

Una nueva forma de vivir la Navidad

Re-pensando la navidad desde una perspectiva más lenta, amorosa y eco-amigable.

En guías anteriores les hemos contado cómo celebrar de una manera más lenta, así como iniciarnos en una cocina más consciente y sustentable, las cuales pueden ser una excelente ayuda para enfrentar estas fiestas de fin de año. Y en el caso de la Navidad, aún tenemos mucho de lo que hablar, y es que esta celebración es conocida en el mundo entero por su alto nivel de estrés, consumo y generación de basura. Pero nosotras nos preguntamos, ¿necesariamente debe ser así? A través de una nueva Guía Franca. esperamos entregar tips, inspiración y algunas soluciones que quizás nos orienten en este camino.

¿Por qué los mismos regalos siempre?

Diario de gratitud: Este simple regalo es uno de nuestros favoritos, no sólo por su simpleza, sino porque invita a esa persona tan especial a regalarse un momento consigo misma. ¿En qué consiste? En un cuaderno donde se propone anotar a diario algo por lo que estamos agradecidos, lo que nos lleva a centrarnos en las experiencias positivas, sacando lo mejor de ellas y generando un espacio de pausa y reflexión. Y si te animas, la primera página puede ir acompañada de un agradecimiento tuyo para esa persona.

Un regalo que se convierte en experiencia: Ese hobbie que te encanta o esa nueva receta que aprendiste puede ser el regalo perfecto. ¿Qué tal una mantita para regalar una siesta, unas galletas caseras para un desayuno más dulce o una fotografía para recordar un momento especial? Otra alternativa es regalar una experiencia propiamente tal, una invitación a comer, a un día de playa, a un picnic en la plaza o a ver una película. Recordemos que los regalos son una excusa para vivir experiencias, y si lo pensamos así, es mucho más fácil dar con regalos simples y significativos.

Regalo activista: ¿Y si usamos la excusa de los regalos de navidad para compartir nuestra visión? Una idea que nos encanta es regalar “básicos zero waste” o armar un kit con todos ellos, en el que puedes incluir: Recetas Zero Waste como las que les compartimos en nuestros videos DIY, bolsas reutilizables como las de mantita primavera o CHIZA Bags, una botella y termo reutilizable, envoltorios reutilizables y compostables para alimentos, bombillas reutilizables, etc.

Locals First: Si vamos a comprar regalos, lo haremos apoyando al comercio local, que trabaja a pequeña escala y con valores sustentables. Lo anterior lo podemos aplicar tanto a la compra de materiales para hacer nuestros propios regalos, a productos finales o ingredientes para nuestras cenas de celebración.

Manos a la obra: Nos ensuciamos las manos por un momento significativo.

Nos encanta el trabajo que Cony Eyzaguirre comparte en su blog La Vida en Craft (si no lo conocen, prepárense para una buena dosis de inspiración), no sólo porque son lindas y prácticas, sino porque son simples de realizar.  Nuestras ideas favoritas para esta navidad son:

* Porta aros: práctico, lindo y fácil de hacer, puedes ver el paso a paso aquí.

* Colgante mid-century para el muro: con un aire retro, nos encanta cómo de manera simple y elegante puede ser una hermosa alternativa para regalar (¡o autoregalarse!). Puedes ver el tutorial completo acá.

* Plato decorativo de constelación: Si conocen nuestra web, entonces saben que amamos la astrología, por eso este plato DIY decorado con la constelación de quien será su dueño nos pareció increíble. Fácil, hermoso y con significado ¿Te entusiasmaste? Entonces puedes revisar aquí cómo hacerlo paso a paso.

Un regalo para otro: Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en la navidad son los regalos para nuestros seres queridos, pero ¿qué pasaría si esta vez hacemos un regalo para otros? Una fecha como esta puede ser una gran oportunidad para aportar nuestro granito de arena a las ONG, fundaciones e instituciones que trabajan día a día por las causas que nos importan. Por eso una alternativa es invertir ese dinero que usarías en regalos en una donación para alguna de ellas. Convérsalo con tus familiares y amigos, lo más probable es que más de alguno se entusiasme con esta alternativa solidaria.

Re-pensando cómo envolver nuestros regalos

Sabemos que la clásica imagen de los regalos con sus papeles de colores, cintas brillantes y tarjetas debajo del árbol navideño es linda, pero… ¿Vale la pena realmente? La vida útil de estos envoltorios y accesorios es extremadamente breve, y si bien algunos son reciclables, creemos que vale la pena preguntarse, ¿se justifica el gasto de dinero y recursos en un material que en sólo segundos se convertirá en basura? Por eso reunimos nuestras alternativas favoritas a los típicos papeles de regalos navideños.

Furoshiki: Esta conocida técnica japonesa no solo nos permite decirle adiós al papel de regalo, sino también hacer de nuestro presente uno que se vea especial y cuyo envoltorio podrá ser reutilizado muchas veces más. Puedes ver muchas ideas AQUÍ.

¿Y si el envoltorio también es parte del regalo? Por ejemplo, además de un pañuelo, puedes incluir una bolsa de género reutilizable, un canasto de mimbre, una taza de cerámica, etc.

Reutiliza lo que ya tienes: Evitemos comprar cosas que no necesitamos, como papeles y envoltorios, y usemos nuestra creatividad para darle una segunda vida materiales que ya tenemos en casa ¿qué tal un regalo envuelto en ese papel kraft donde compraste pan hace un tiempo? ¿o si transformas esa polera antigua en una bolsa reutilizable?

Papel de diario: Si eres de las personas que compra el diario ¡entonces tienes un tremendo recurso en tus manos! Utiliza los pliegues de papel como si fuera un clásico papel de regalo. ¿Y la cinta? Una flor u hoja puede cumplir el mismo rol, o si prefieres hacer una tu mismo con ese mismo papel. Si no nos creen pueden chequear este tutorial que Fran Amenábar de Lo que más puedo compartió en sus redes sociales.

¿Es realmente necesario el envoltorio? Quizás para un niño es fundamental la experiencia de “unboxing”, pero entre adultos podemos llegar a otros acuerdos y entregar nuestros presentes libres de envoltorios.

Y porque amamos la decoración… 

El árbol: Fieles a la idea de que “menos es más”, nuestra decoración para estas fiestas también puede seguir este mantra slow, ¿cómo? Reutilizando los adornos que ya tienes, reparando o modificando aquellos más antiguos para darles una nueva vida. ¿En busca de novedades? Tus adornos de navidad pueden ser un excelente panorama a realizar con niños. Por otra parte, no olvidemos que el truque o swap puede ser una excelente alternativa, así como buscar alternativas de segunda mano.

Viva lo natural: Somos amantes de las plantas y creemos que una de las alternativas más lindas para decorar nuestros espacios son ellas, por eso una linda decoración puede incluir plantas con maceteros pintados o decorados con los colores de estas fiestas. Otra alternativa son flores frescas o secas, las cuales puedes compostar una vez que estén marchitas o secas y guardar para una próxima oportunidad.

Coronas de Navidad: La vida en craft nos da una linda idea para decorar esta navidad, la cual es completamente DIY. Inspirada en la estética nórdica, esta corona hecha con pelotas de madera puede ser una manera de dar un aire nuevo y minimalista a nuestra decoración. Para ver el tutorial completo puedes ingresar a La Vida en Craft.

Esta es solo una alternativa y la creatividad es el límite, por eso podemos utilizar no sólo maderas, sino también ramas de árbol real o echar mano a técnicas tan lindas como el macramé.

¿Cuáles son tus tips favoritos para vivir una navidad más slow?

Imágenes: Franca. / La Vida en Craft / Pinterest

Javiera Amengual

Directora

Psicóloga y Gestora Cultural UC, pero demasiado curiosa para quedarse solo ahí. El año 2016 funda Franca. plataforma online de moda y estilo de vida slow. Sibarita amateur, amante de la estética y aprendiz de astróloga. @jamengual

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *